Octubre del 2005

LA PENETRACION CHINA Sussana Maraselva

Por YASHUAbcn - 15 de Octubre, 2005, 1:40, Categoría: Market Merka Productos

Compramos una guitarra barata por unos 70e en el Corte Inglés. Es una Sonora de fabricación china. Un facistol de metal pintado de negro en una tienda de suministros musicales, también procede de China. Un metrónomo, aparato electrónico para dar los tempos, también chino. Vamos a restaurantes chinos aunque nuestras suelas se queden pegadas a los suelos, o, en el caso de Cerdeña, en lugar de restaurantes  se puede ir a las tiendas de ropa barata  que también son chinas y compramos una bicicleta de ruedas de 16 pulgadas también made in china aunque la tecnología copiada sea occidental. Ah, se me olvidaba! También he comprado espátulas de fabricación china en estas tiendas que son una plaga de almacenes de todo y baratos. Y todo esto en pocos meses por no decir semanas. Tampoco hay que olvidar que quien quiere tomar niños en adopción China tiene una interminable cantidad de ellos.

El gran coloso se mueve y va penetrando la realidad de todos por la vía menos impositiva: la de ofertar los mejores precios del mercado lo que no significa los artículos de mejor calidad. Luego, claro está, la guitarra tuve que devolverla y cambiarla por otra puesto que la anterior hacia vibraciones no limpias de algunas notas rozando las líneas metálicas de los trastes, el facistol venía doblado pero al intentar cambiarlo supimos que los demás desembalados de otras cajas también venían con algunas abolladuras.

La penetración china nos alcanza de lleno en pleno centro del plexo solar.  No entiendo porque la gente sigue estudiando inglés en lugar de estudiar mandarín. Lo chino es el nombre del nuevo imperio. Tal vez pasen 50 años pero los chinos serán la alternativa (no necesariamente mejor) a los USA (si se me permite el desliz profético). Siempre habrá que celebrar los cambios de unos amos por otros, pero no creo que la famosa cultura milenaria china esté por encima de sus demandas económicas, su voracidad de mercados, y –sobre todo- su enorme capacidad de reproductibilidad humana, es decir de fuerza de trabajo en bruto. Dentro de unos años sus precios no serán tan buenos como lo han venido siendo ultimamente (cada vez menos por cierto) pero mientras tanto sus artículos baratos tapan los agujeros de nuestras necesidades. Conectan de lleno con el poder adquisitivo de las multitudes Todo esto, claro está, no hay que olvidar  que esto es posible a costa de pagar salarios misérrimos a sus productores y de activar, en tanto que compradores, ese  sutil proceso de explotación de una parte de los asalariados más lastimosos del planeta.

 

Llegir sempre, però no tot. Jordi SAR

Por YASHUAbcn - 15 de Octubre, 2005, 1:40, Categoría: Publicilandia

 

“Més llibres, més lliures”

Vist els panels de les aceres. Forma part de la política de culturització. Es un joc de fonies i de paraules semblants a la primera vista. Es un slogan macu que associa la lectura a la llibertat. Certament un persona lletrada té mes recursos per moure´s que qui no ho es. La persona parlada (ben parlada) es la que ha passat abans per sessions de converses (inteligentes) i (bones) lectures. L´slogan potser arriba una mica tard, en un moment en que no tots els llibres en circulació s´ajusten a la idea clássica del que significava un llibre: seu d´un saber, dipositari d´un raonament o unes descobertes importants. Desgraciadament, avui en dia, el que marca les edicions sovint, per pràctiques editorialistes amb escassedat de noblesa, es el benefici,; entenem-nos el benefici del caler, no el benefici de la cultura. Des de l´època cervantina se sap que el llibre ha estat sinònim de poders superiors, fins al punt de que a un home el podien empènyer a barallar-se contra molins de vent i surcar el món amb el que portava posat, ben poca cosa encara que fora cuirassa de llauna, animal famèlic i llança torçada; però també eren cau, de pretesos poders malèfics que enfollien a qui es deixava ensarronar per les seves lectures. En el Quixot ja apareixen els cremadors de llibres, els defensors contra diables, els censuradors: un ofici que sempre té els seus comissaris en actiu. Però anem al tema d´aquest comentari: l ´eslogan publicitari. Conrea una idea fonamental: quui té paraules no necessita espases, qui més paraules té mes món coneix, més eixampla el seu hortizó, més lluny viatja amb les seves cames i si nés no amb el seu imaginari. Dic que el elma arriba una mica tard perque avui en dia hi ha massa llibres massa mal escrits. Acudiré a un nom prestigiós per fer valdre aquesta idea. Javier Marias es fa ressó dels disparats que es colen en traduccions massa urgides potser que constiueixen no una relliscada ocasional sino que constiueixen una veritable plaga i  augura que “a aquest pas qui llegeixi serà qui pìotjor parli”[1] Esperem que no es converteixi en una veritat rotunda.opero el que anàvem, llegir sí, però no tot i en to cas pensar cada cosa llegida i triar la coneixença de la falàcia.

 



[1] Javier Marias  Productos perdidos El pais semanal 13 març 2005  p.110

La medida de Bonoliva Nestor Estebenz

Por YASHUAbcn - 15 de Octubre, 2005, 1:40, Categoría: Market Merka Productos

Bonoliva  aceite de orujo de oliva de la casa KOIPE se anuncia con una capacidad de 1 litro. Puesto que las botellas de plástico de aceite no suelen ser nada favorecidas estéticamente, suelo pasar su contenido a recipientes de cristal con la eventualidad de aromatizarlos con hierbas o ajos. Al hacerlo en el caso de la marca referida  a una botella de vidrio de litro resulta que no fue llenada. Había el equivalente a una copa de licor que se quedaba por el camino. La casa Koipe debe de tener unos ingresos extra a base de no completar la cantidad prometida en el envase. La banda inferior de la etiqueta donde reza “producto certrificado” se convierte en otro ultraje más contra la inteligencia pública y un incrementador de la desconfianza creciente ante los productos del mercado. Si ya tenemos una larga trayectoria en los envases que el interior no siempre es ocupado por el producto que cargan y a veces el liquido conservador se lleva el 50% del volumen, es de una curiosidad antropológica extrema que las direcciones y políticas alimentarias sigan sin resolver este tema. 

 

La Cultura Partera Jesús Ricart

Por YASHUAbcn - 15 de Octubre, 2005, 1:37, Categoría: Biblioselección

El parto de la cultura o la agonía de la religión[1]  de Jorge Ma Rivero San José es un libro muy capitulado que  queda por debajo del título que lo encabeza.  Si las oraciones con un o como disyuntiva en medio tienen el atractivo y el valor de hacer una valoración  entre dos o más opciones se convierten en una bravuconada cuando las razones aducidas para el tal dilema presentado no pasan de enunciados ambiguos cuando no confusos. La confusión viene dada no tanto por el estilo expositivo, de hecho, muy esquemático y sencillo (el libro no pide más de 90 minutos de atención) sino por un  sistema  conjuntivo de los 12 primeros capítulos, dedicados presuntamente a la conceptualización. Estos empiezan todos por cultura y..  donde se hacen desfilar distintos temas: proselitismo, democracia, estado, sexo economía, ecología, violencia, religiosidad, salud y moral.

 La contraposición de antes del título queda confundida por las uniones del capitulado, como si de áreas distintas se tratara. La cultura se expresa en todo esto: en lo sexual, en lo político, también en lo religioso. Y a nuestro pesar, la cultura no es solo una, sino múltivariada. Lo culto es lo tradicional, el modo de expresión de los pueblos, lo cual incluye atrocidades y hábitos contrapuestos desde civilizaciones distintas. El autor presenta dudas sobre el valor en si mismo de la cultura minoritaria por generar animadversión.

No comprende lo que califica de “lenguaje alambicado e ininteligible” de una cierta intelectualidad. Otorga a lo cultural el rol de formar y de informar. Considera que el materialismo y la cultura son antitéticos sin aún definir suficientemente lo uno y lo otro. En todo momento da la sensación que Rivero San José tiene para si mismo muy claro el tipo de cultura en la que piensa, en todo caso la suya, sin expresarla netamente con la transparencia que pide para otros. La cultura no elimina todo aquello que resulta superfluo o estéril, sino que a menudo la cultura es la plataforma sobre la que descansa  un sin fin de artificios con los que entretener superficialmente la existencia, Me temo que para Rivero puede más el  significante de la cultura que el análisis de su verdad social. Se las arregla para citar a Dios, ¿cómo no? y diferenciar entre el amor a lo divino (que me atrevo a llamar teofília)y el sometimiento a la divinidad amada..

Entiende por difusión (de las buenas ideas, por supuesto)como único medio para acelerar el proceso histórico. Esta noción tiene remembranzas del tiempo en que lo revolucionario era concebido como una simple aceleración de la evolución que de todas maneras iba a suceder. Pero ese propagandismo lo separada del proselitismo. Le traslado al autor  esta pregunta: ¿cómo defender una idea o argumento sin pretender instintualmente convencer del mismo y por consiguiente conseguir un adepto para su causa en la persona convencida? No se trata de un proceso orgánico y ni siquiera intencional. La adhesión y propagación de una idea viene dada con la persuasión argumental. La idea de proselitismo es mas orgánica y militante, pero la adopción de ideas está mas interiorizada en la estructura del pensamiento y en las dinámicas de razonamiento. Vale la pena recoger la parte de su crítica al proselitismo en aquello que hace referencia a la renuncia de otros principios para la asunción de unos nuevos. El texto de  Rivera rezuma,  en conjunto, un simulacro del debate estanco de la década de los 70 sobre estos temas sin ninguna originalidad especial digna de mención.

Aunque piensa que nada surge por generación espontánea, como frase predicha o hecha, la cuestión es que no hay reflexión alguna sobre el fenómeno de la espontaneidad como concantenación de factores sutiles. Conviene decir que el impacto de las ideas más que por pretensión directa en la divulgación de una consigna está por la consecuencia derivada de a penetración ténue de conceptos y criterios.

Una de sus tesis principales es que una parte importante de la sociedad ha agotado las vías religiosas y se encuentra sin mensaje.  Influenciado por los ecos del obrerismo cristiano, redefine la cultura como una condición de máxima vastedad que incluye vestir un mono o haber pasado por trabajos serviles.

Tiene un interesante punto de vista a favor de la admisibilidad de las diferencias económicas, pero se resiste a los factores de prohibición que le impidan a una persona ser al máximo ella misma. Sabe que la posibilidad de crear está encerrada en todo sujeto aunque en la práctica sea privilegio de unos especialistas. Como síntesis habla del acceso a la cultura como un desasimiento a los bienes materiales una de las condiciones para el hundimiento del consumismo. La sociedad culta, sostiene, es la que injuria menos a la naturaleza.

Atrapado en su propio esquema expositivo de contraposiciones, no termina de discernir las pluralidades y diferencias internas en los fenómenos culturales.

Aborda la gastronomía y se suma a la idea naturista de que muchas enfermedades tienen su origen en los excesos proteicos.

La segunda parte del libro es sobre la animación cultural y la figura del dinamizador cultural, al que inviste de una función vocacional y voluntaria. Previene contra los animadores profesionales. Ciertamente si el autor ha asistido, personalmente, una generación después a la modificación de los espacios atenísticos posiblemente habrá visto que la cultura forma parte de los campos de negocios como cualquier otra cantera de productos.

Siguiendo su línea idealista ve en el animador y en el artista dos versiones de obreros de la cultura que deben y pueden imbricarse.

Este autor, en este libro inflado de numero de páginas para lo poco que contiene, tiene un interés casi paleontológico para tomarle el pulso a un tipo de mentalidad subyacente en los años postfranquistas. Su excesivo idealismo no le impidió hacer una propuesta para la constitución de un ministerio de cultura (que el querría que fuera un magisterio europeo de la cultura, como si la cultura debiera coordinarse unicentralizadamente,) en el gobierno de Arias Navarro. Como slogan deja la idea clara de que la política tiene que estar al servicio de la cultura y no al revés.



[1] Jorge Ma RIVERO SAN JOSE  a El Parto de la cultura o la agonia de la Religion, Eds de Cámara Madrid 1977.

Caja de resonancia de transacciones con el mundo-objeto

Por YASHUAbcn - 15 de Octubre, 2005, 1:32, Categoría: General

Caja de Pandora.

El ojo público.Interaction´s news.

Buzón para otras informaciones.

Infomix-complex.

La vida pública como observación.

El mundo aliciano tras el espejo.

Breves ecos de lo inverso.

Órgano Casero de Noticias sin intención comercial. Microplataforma de difusión de infos y opiniones y contrainformaciones abierta a opiniones progresistas  que se ajusten al protocolo ético indispensable

 

Proyecto Fluencia

Coordinación Yashúa Ricoarte

capsadepandora@hotmail.com

 

La realidad es una caja de pandora llena de truenos y con alguna esperanza. Contiene algun tesoro en medio de un campo de minas. Vivir es una lucha por encontrarlo y no perecer en el intento.

Si quieres unirte a la aventura envianos elcomentario breve de tus interacciones con el mundo laberíntico.

La Peor Usura: La punición de la cancelación de un crédito. Nestor Estebenz

Por YASHUAbcn - 15 de Octubre, 2005, 1:23, Categoría: Market Merka Productos

Tras tres años de pagar a BBVA Finanzia  religiosamente todos los meses una cantidad de algo más de 300 euros, cuyo tramo de cada plazo mensual de  devolución ha venido siendo desde 4/6 hasta 5/6 partes siendo el resto como interés, y tener pendientes otros tres años para liquidarlo, consultamos a la financiera para conocer el modo hacerlo. En ese momento nos advitieron que una de las cláusulas del contrato de solicitud del préstamo (uno de esos contratos con letra superminúscula al dorso) advertía de una punición de un 3% en caso de cancelación anticipada.  (parece ser que suelen ser superiores: de un 3,5%) En el momento de la concesión del préstamo ningún agente habló de eso. Lo cual entra dentro de lo legal (no de lo ético).

En la época de la usura, el usurero y con nariz curvo-picuda podía ser todo lo malvado que la literatura nos ha legado pero se frotaba las manos con la perspectiva de  devolución de un préstamo por el que ya había cobrado. En la actualidad el refinamiento del ordeñamiento del dinero es tal que incluso hay que pagar dos veces: por su concesión una y por su devolución otra. Lo extraordianrio es que se tenga que pagar también por su devolución antipada con un gravamen. La punición de la cancelación de un crédito nos ha hecho decidirnos por seguirlo pagando hasta su término completo (los otros tres años que nos quedan) y reconducir el dinero con que saldarlos para otros asuntos o inversiones que dejen un rédito con el que pagar el otro interés. El sistema financiero ejemplifica con esto el poco interés que tiene en las soluciones y el mucho en mantener  a todo el  mundo entrampado de una manera u  otra. Lo importante para este sistema  no es la riqueza real sino la circulación de capitales que genere una bolsa cada vez más creciente que vive de la especulación.

Aquarium. Adria Santana

Por YASHUAbcn - 15 de Octubre, 2005, 1:23, Categoría: Publicilandia

Aquarium

Sale una multitud hippie cantando canciones de Hair, probablemente la de acuario. y el bote de 33cls de aluminio de la bebida refrescante. Es un anuncio que  presume una autocrítica a la publicidad en general porque  hace previsiones que no se cumplen insistiendo que es la gente quien decide la tendencia final de compra. Sí, da la razón a la gente pero no para de insistir en el producto que publicita. Por supuesto nunca vimos que las multitudes de hippies se pusieran de acuerdo en beber al unísono ningún producto envasado, antes bien todo lo contrario. El spot está en la línea de crear imágenes de masas uniformadas y despersonalizadas en las que todo el mundo hace lo mismo y queda en el ridículo cualquier asomo de criterio propio. Lo interesante de este anuncio es el recogimiento que hace de una critica, ya clásica, contra los líderes de moda y los patrones o directivas de consumos que se quieren marcar desde empresas especializadas en pelotazos de marca o nuevos diseños. Se trata de una resonancia pero no de una crítica consecuente puesto que en el fondo el producto ofertado lo es para que genere un hábito de consumo y, consiguientemente, los dividendos especulados por sus fabricantes y distribuidores. Por lo qué hace a la bebida en sí misma, es triste tener que acudir a los azúcares de un producto líquido para para incrementar el bienestar y pintar sonrisas en las caras y ritmos en los cuerpos. El nombre es lo más precioso: la era de acuario es para los acuarianos, los innovadores que la están protagonizando.

 

La inteligencia crepuscular. Jesús Ricart

Por YASHUAbcn - 15 de Octubre, 2005, 1:23, Categoría: Biblioselección

El crepúsculo de los hombres. Historia desconocida de una transición es la traducción que Edaf ha adoptado para el titulo originario La Revolte de la Terre de Satprem. En este caso la traducción adaptada recoge más la esencia de este breve texto que su traducción literal. La revuelta de la tierra no es tanto la proposición del autor como la confirmación del ocaso humano y su transitoriedad en este mundo en el que su narcisismo se halla en bancarrota.  Satprem filtra los elementos clave de su biografía que le llevaron tras la segunda guerra mundial a una época de tinieblas y búsqueda hasta que encontró en el dictum de Sri Aurobindo y  en la obra de Madre un consuelo a su espíritu y una razón de ser a su vida.

Sostiene que la gloria humana está en que es puente de su proceso, no meta. Constituido en eje transicional queda descartado como un fin en sí mismo y, aún más, como un modelo estable a seguir. Coloca al ser humano por encima de sus diferencias étnicas, sus ubicaciones geográficas o sus divisiones fronterizas. No duda en calificar esa superextructura de barbaries.  Impugna la capacidad humana de devorar: desde saberes a carnes    “Nos llenamos de todo ¿pero quien se llena de algo?” El poder por tenerlo todo no proporcionarlo el poder de su goce integral y menos aún de su transformación en saber. El ser humano sigue un proceso objetivo no controlado por sus recursos intelectuales. “La evolución de una especie (cualquiera añado) no se sitúa en lo que piensa de si misma. “[1]Cabe preguntar si esta tesis para el conjunto de las especies se puede constituir en excepción en el caso de la humana. La inteligencia está en su crepusculidad, todavía. El alumbramiento de un nuevo ser parece chocar contra los límites de la inteligencia humana. El hombre está sujeto a sus miserias intelectuales y a sus limitados recursos de su consciente. La muerte, más que la vida parece ser el principal acto evolutivo: “vivimos en la muerte”[2] Para Satprem la definición de las condiciones de la vida en realidad esconde la definición de las condiciones de muerte. La muerte es lo que permite la renovación y la re-gestación.

Coloca en el –399 con la muerte de Sócrates un proceso de fatalidad para Occidente. Es taxativo al hablar del fin del imperio humano en lugar del fin de un determinado imperio geopolítico. Arremete contra lo humano por encima de focalizar al enemigo que lo manipula. Al mismo tiempo reconoce la obstinación de una simple célula y la implacabilidad de su presencia. Se atreve a hablar en nombre propio repudiando el plural literario del nosotros para buscar cobijo. De su experiencia en el horror como prisionero teoriza  la devastación del hombre”  por encima de la prepotencia de los nazis que probó en carne propia y por la que murió en alguna de sus cavernas. Satprem se hizo distinto después de ser pasado por la experiencia de la crueldad. Confirma la inercia destructiva del ser humano que siembra por todas partes.  Deplora las revoluciones que no revolucionan nada y que escenifican las hornadas de hombrecillos cada vez más montruosos con una voracidad insaciable. El objetivo es una transformación total del ser que implica una renovación del cuerpo. Define “un hombre es toda la tierra planteando una pregunta”[3] y “el individuo es toda la especie, no son dos cosas separadas”[4]consciente de la condición humana no se engaña sobre si mismo admitiendo el dolor al averiguar a su enemigo encerrado en su propia piel. Se desmarca del deseo de la inmortalidad sino de la consciencia de hacedor de muerte en transición. El proyecto del “nuevo ser es un peligro para todos. Lo desordena todo.”[5] No da una esperanza de llegada a ninguna parte. Ni siquiera la da para la búsqueda “¿dónde buscar?¿Cómo buscar...en algo que no existe aún?”. Defensor de la evolución cree que “en cada paso evolutivo ha habido alguna clase de moribundo que siguió vivo” su idea del vivir como la muerte que vive lo desembaraza del miedo principal de la angustia. Su tesis principal de futuro lo pone en la consciencia a la cual define como poder. Hasta el punto de que “todo puede ser hecho por la consciencia”. Aunque exagera al  universalizar  que el poder en las cosas prácticas esté en manos de la consciencia .

Libro de interés y de lectura rápida sin demasiada exigencia reflexiva que divulga un inusual punto de vista desfetichizando implícitamente el ejercicio narcisista de la condición humana.

 



[1] Satprem p.23

[2] Satprem p.24

[3] Satprem p.66

[4] p.66

[5] p.71

Vivir de Crédito. Yashúa Ricoarte

Por YASHUAbcn - 15 de Octubre, 2005, 1:23, Categoría: Notas de Campo

Vivir de crédito.

“El dinero no lo puede comprar todo. Para todo el resto: Mastercard”. Slogan de impacto con un fondo muy perverso. La primera parte emula un saber muy incrustado en la percepción popular. Se trata de la vieja idea que ha desacreditado el dinero en su potencia máxima. Todo el mundo sabe que el dinero es un recurso limitado. Puede comprar un tipo de cosas pero no puede comprar la felicidad, puede permitir rodearse de elementos decorativos pero no de sentimientos auténticos, puede permitir el movimiento geográfico, los desplazamientos, los viajes, los hoteles, las joyas, los coches bonitos pero no el goce de cada una de estas cosas.  Para gozar y estar bien con uno mismo es necesario algo más que estar forrado de pasta o tener una cartera acordeón de una docena, o más, de tarjetas de crédito

La segunda parte de la frase se desgaja completamente de esta idea latente. Se opone inequívocamente a esta herencia conceptual tácita de la idea del dinero como algo limitado y la sabotea sutilmente proponiendo una solución supuestamente mágica pero que no hace más que redundar en el uso del dinero para todo. Una tarjeta de crédito es una manera de gastar dinero, sólo que, de una manera diferida e incrementando su coste. Juega con la ignorancia del personal. Todavía hay mucha gente que el dinero de plástico no es dinero o que tiene el mismo valor que el otro sólo que más seguro por no llevar la liquidez en el bolsillo. La verdad cruda, y lógica, es que por cada unidad de pago hecha a través de una tarjeta de crédito, sea de la entidad bancaria que sea, hay que añadirle un encarecimiento de la cantidad adeudada a plazo. Eso sirve para que viva de ello el entramado de la entidad de crédito: desde el que ha elegido el slogan al último empleado que atiende por teléfono o ensobra el correo de estractos periódicos. Y lógicamente la entidad que anticipa el dinero para quien le pide un crédito corre un riesgo por el que cobra. La circulación del dinero genera beneficios. Las tarjetas de crédito contribuyen a eso aunque en el momento del pago no se tenga liquidez para cobrarlo y se cuente con ingresos posteriores para hacerlo.  La cruda realidad es que el dinero es tan limitado cuando se tiene en forma de billetes en la cartera como en forma de recibos de adeudo al pagarlo con una tarjeta de crédito con demora. Vivir de crédito es vivir un poco de mentira y engrosar una bola de nieve que al final termina por asfixiarte cuando la suma de adeudo es agobiante o superior a tus posibilidades.

 

El titular que trata a Jane Fonda de puta. Sussana Maraselva

Por YASHUAbcn - 15 de Octubre, 2005, 1:23, Categoría: Acuse de Recibo

Todavía a estas alturas hay quien necesita darnos educación sexual y tildarnos a los demás con vocablos de baja estofa por practicar un tipo de actividad sexual que no sea de su complacencia. No puedo por menos que solidarizarme con Jane Fonda a la vez que apunto en mi agenda personal tirarle un huevo podrido al rostro de Josep Pernau, si hay ocasión de encontrármelo en alguna parte, por su artículo Las memorias de la golfa Jane Fonda[1]. Indistintamente de los pecados de juventud que cometiera la actriz, y que pueda reconocer en su reciente  libro de memorias, ha vivido una época histórica en la que se destacó por  compromisos sociales en una cuota bastante mayor que la de no pocos periodistas y tertulianos de los medios, que vienen a arreglarnos el mundo y a decirnos cómo hemos de ser, sin que se impliquen socialmente en lo más mínimo. Lamento que Pernau se deje contaminar por un tipo de argot sensacionalista para atrapar la mirada potencial de lectores en lugar de promocionar una literatura de calidad o cuando menos noticias desembarazadas de calificativos lesivos. Tiene la suerte de que la Fonda no se detendrá para pisar un neo-mosquito como él por su comentario y no lo llevará de las orejas ante un tribunal para que le sancione por su improperio. Los goces de la actriz y su modo de describirse como plurisexual no autorizan a  que periodistas, que no tienen mejores temas de los que hablar, metan en un titular una palabra que para muchos sigue siendo un insulto.

A falta de temas el dominicial de El Periódico pone al final de los artículos de opinión la pregunta junto a un email “¿de qué quieres qué escriba el autor tal ?” Propuesta para Pernau ¿Por qué no escribes de los abusos de autor: abusos de poder por gozar de un espacio público al que no se puede rebatir o acceder, abusos estilísticos, abusos personalistas por hablar de temas privados que retroalimentan el morbo? Quizás este tema sirva para desatascar la falta de iniciativa y para recolocar al periodismo en una función que no sea la del espía por el ojo de la cerradura de las puertas de los demás. Ah, una última cosa: para hablar de alguien hay que documentarse algo más y no solo hacerse eco de la edición de unas memorias. Para hablar de alguien hay que armarse de una mínima dosis de respeto.


[1] Dominical del segundo domingo de mayo de este año.

El Blog

Calendario

     Octubre 2005  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog