Junio del 2006

micromenú CdeP num 084 junio 2006

Por YASHUAbcn - 8 de Junio, 2006, 11:58, Categoría: Menús/Carta de temas

micromenú cdeP num 084 junio 2006

cine->La herencia de una madrastra

Dos clochards en Cannes

TEATRO Tenim un Problema.

La figura del saboteador de conferencias

Una Conferencia sobre Otras Realidades.

La participación en el foro de opinion libre.

La participación en el foro de opinion libre.

Por Jerimo Suscartrera - 8 de Junio, 2006, 11:56, Categoría: Debate Social

 webmaster@hoyenelmundo.es

Vengo siguiendo desde hace años Hoy en el Mundo y leyendo también sus artículos en el foro que tienen categoría de columnas de opinión muy interesantes. Felicidades por la revista y por este espacio libre. Mis dudas son acerca de si el foro es visitado y si se pudiera articular un contador  separado del contador general para  conocer ese dato; y otro si puede ser promocionado para que actúe como espacio de debate. Desde el punto de vista de la plataforma editorial contar con un espacio de debate abierto es tanto como tener la oportunidad de poner el termómetro a las variaciones de la realidad receptiva y  tomar nota de sus opiniones sensibles, cortando así el sentido de unilateralidad que a veces se tiene desde el lado del que publica las noticias frente al lado oscuro que las recibe, que se sabe que está ahí pero no el ritmo de su pensamiento.  Para los topos que habitamos ese lado oscuro disponer de plataformas digitales públicas en las que nuestras opiniones sean consideradas es un recurso de comunicación excelente y nos hace sentir considerados.

Una Conferencia sobre Otras Realidades.

Por Jesus Ricart - 8 de Junio, 2006, 11:54, Categoría: Conferencias y Actos Hablados

2006 enero 14 bcn en  Pluràlia Otras realidades

Sinesio Darnell viene una vez cada curso a Pluralia, a hablarnos de las hipótesis de otras enteléquias energéticas y otras verdades científicamente no explicadas.

Hay un  más allá reconocido por la física con presencias como la de Otto Kening, un investigador conocido. A la vez que una  presión jerárquica en contra de la versión no ortodoxa de la ciencia. Se puede establecer que el proceso de investigación de nuevas ciencias coexiste con el de su negación que pugna por su lenta admisibilidad. La Cátedra de parapsicolocogía en Salzburgo. La de la Universidad  Pontificia del Vaticano son indicadores del interés social y cultural por los temas todavía no oficiales. Otras tentativas como la de la Universidad Parapsicológica de Barcelona proyecto al que estuvo vinculado Darnell fueron abortadas por otros intereses más fuertes de instituciones no tolerantes con ese campo de estudios.

Como otras ciencias, va a depender de los tecnoindagadores que se puedan poner en el ámbito del reconocimiento. El Cronovisor, captador de imágenes y sonidos de planos históricos sucedidos así como las psicofonías que permitan que  lo audible sea hecho audible, instrumentan oportunidades para este controvertido campo de la investigación.

Sabemos que existen realidades subsónicas y subvisuales. Los animales posan la mirada fija en algunas partes y no hay “nada”.

Si aceptamos la existencia de psicoimágenes, (parece ser que hay cientos de miles de diapositivas) y quedan como un hecho constatado, eso da lugar a una descripción de cosas no previstas en los registros mentales. Para la mirada escrutadora el catálogo casuístico queda incompleto si no se responde al por qué de los eventos.  Y también al para qué. Incluso en el supuesto de dar una respuesta  satisfactoria a la etiología de un fenómeno, hay que responder a su funcionalidad para si mismo. Sin duda una parte de toda investigación depende del imaginario del investigador que puede ser víctima de sus propias alucinaciones.

Ante supuestas psicoimágenes esbozadas se terminan -desde el lado del observador sugestionado-  de completar por gestalt. El tema de las caras lo confirma. Basta tres rasgos preasignados de ella para configurar una lo mismo que hacemos con tres puntos en el espacio no enlazados entre si y que convertimos en triángulo.

Ese tipo de investigación puede dar resultados distintos según se sea creyente o no. desde la premisa apriorística de un dios=ley de leyes cualquier evento no explicado puede ser metido en el damerograma que se tiene asignado por anticipación. Hay varios mundos: el sublumínico, el hiperlumínico y el  lumínico, y la investigación pasa por reinterpretar los hechos concediendo un punto de vista distinto el de una cuarta dimensión. La Fisica, una de  las ciencias más asépticas  se decanta al estudio de estos fenómenos. La conciencia tiene peso y cuenta con varias fuentes nutricionales: Impresionabilidad, razonamiento y satori (conocimiento que nos viene de alguna parte). Hasta ahora tenemos esto:

1ro La documentación fenoménica indica que algo existe: entidades supuestamente desencarnadas y atrapadas, platillos volantes, seres extraterrestres. No estamos solos.

2do La existencia de este algo no queda demostrada en las mejores condiciones tecnológicas expresivas.

3ro, La posibilidad de conjeturas e interpretaciones es múltiple y da lugar a toda clase de teorías fraudulentas.

4to La disposición a creer es estadísticamente más alta en los creyentes en dios y en parámetros angelicales.

5to. Hay  Investigaciones en curso sobre investigadores de lo paranormal y algunos nombres destacados en otros campos oficiales del saber que tienen el coraje de hacerlas.

La figura del saboteador de conferencias.

Por Jessica Art Mor - 8 de Junio, 2006, 11:53, Categoría: Conferencias y Actos Hablados

La figura del saboteador de conferencias. ¿Es tan real? ¿O es consecuencia de las inercias escépticas preinscritas? De tarde en tarde quien tiene la condición o el rol  de conferenciante se encuentra con alguien episódico que por razones desconocidas necesita impugnar la totalidad de lo que ha oído y hace alguna clase de manifestación con aspavientos para sabotear, lo quiera o no, un acto. Es muy interesante pasar por esta experiencia estando del lado de la mesa o en la responsabilidad de una ponencia. Contar con ello ni siquiera llega a la categoría de probabilidad. Pero ciertamente de tarde en tarde un tipo de esta catadura suele hacer acto de presencia y cuestionan frontalmente lo dicho. Por lo general quien así lo hace no interviene de una manera incisiva cuestionando cosas concretas o pidiendo explicaciones si no que ya tiene tomada una resolución y presenta sus quejas globales mientras hace ademanes de irse. Es probable que durante toda la exposición su lugar en la silla hay sido inquieto y nunca haya cruzado una mirada directa contigo. Nos consta que en algunos tiempos ha habido oscuros personajes que han ido expresamente a conferencias con la intención de hacer pitidos o acusaciones de revólver o no tan oscuros pero que eran intolerantes con conceptos o discursos que no eran los suyos o porque tenían mal visto el cromo de la historia. Le pasó a Jacques Lacan y a Luis Rosales entre otros muchos. El que se enfrenta con un público con el solo poder de su palabra se arriesga a que alguien desde la grada y el anonimato se la desautorice sea porque no le gusta o porque va en contra de su opinión previa. El saboteador en funciones te permite poner a prueba tu propia tolerancia ante la adversidad y su provocación te acciona un ejercicio dialéctico de improvisación. Por lo general el saboteador se sabotea a si mismo cuando cuestiona palabras o conceptos que has dicho  y que no ha entendido (poniendo en evidencia su ignorancia y su masoquismo en aguantar por una hora un discurso inalcanzable para su capacidad) o cuestionando afirmaciones que de desbaratan su esquema ante el tema.  Pero el saboteador permite otra clase de observaciones: las del resto del público que espera a ver lo que dices o hace ademanes de replegar sus bolsos por si fuera el caso de que ya toca terminar la presencia en el lugar. El cuadro en conjunto da para jugosas anécdotas.

Tenim un Problema

Por Tuxtla Quetzal - 8 de Junio, 2006, 11:51, Categoría: Teatre

Tenim un Problema. Sala Villarroel. Trepidante, rápida y original. Sirve en bandeja una situación de relaciones humanas trianguladas con una explicación directa al público en diversos momentos por uno de los personajes y una triple situación simultanea: la del apartamento de un homosexual que decide compartirlo con un huésped, la  de su amiga y vecina de al lado, la cual es la amante del hombre de la pareja escénica. Los tres apartamentos comparten el escenario y eso hace rápida y original la representación que en algunos momentos presenta diálogos distintos en paralelo. El marido es presentado como un clásico incapaz de enfrentar su situación con su esposa. Su situación es la que tiene una amante. Por su parte la esposa también tiene su amante. Los dos, esposo y esposa, esconden mutuamente sus relaciones secretas. Por su parte el homosexual espera con su nuevo compañero de piso algo más que una relación de casero-inquilino y su vecina, la amante femenina, espera algo más que pasarse toda la vida escondida.

El problema es la situación de la vida misma, el desajuste entre el deseo y la realidad. Cuando la relación de la pareja constituida está en peligro ambas partes no dudan en consolidarla de nuevo.

Como otras obras del género de comedia, la situación está presentada pero la verdad sobre ella queda enmascarada. En el lugar del enfrentamiento de la verdad rigen los supuestos y los presupuestos aderezados con gagas de coincidencias o casi coincidencias que ponen las tensiones al borde del estallido pero que nunca llegan a producirse del todo.

Notas y Observaciones. The observer

Por Ira Talar - 8 de Junio, 2006, 11:49, Categoría: Notas de Campo

Dos clochards en Cannes, una de las ciudades mas emblemáticas del mediterraneo frances  estan bajo una marquesina sentados en el suelo. Los dos parecen exhaustos y despreocupados a cuaquiEr mirada que puedan atraer. En realidad han conseguido el don de la invisibilidad. Son ellos los que miran con desparpajo e insolencia a los conductores que pasan por la vÍa principal de la ciudad junto al mar. A unos metros de ellos, los grandes hoteles que se codician las grandes figuras cinematograficas, son el contrapunto de glamour en una realidad que enmascara la verdad de detalles tan suculentos de la miseria urbana.

 

La herencia de una madrastra

Por JesusRicartMorera - 8 de Junio, 2006, 11:48, Categoría: CineAnálisis

La herencia de una madrastra

The long shadow dirigida por Vilmos Zsigmond plantea una situación muy interesante: la del amor continuado  de una mujer en el hijo de su compañero difunto. El personaje de Liv Ullmann,  la amante de un antropólogo conocido de origen judío búlgaro que abandonó su país para hacer sus exploraciones en Israel, avisa de la noticia de la muerte de su pareja al hijo de éste, el personaje de Michael York, el cual no viaja hasta su tumba después de terminar el sepelio. Es en el cementerio donde se encuentra con su madrastra con la que no hay inicialmente feeling posible. El chico, actor de teatro famoso, nunca ha tenido contacto con su padre. En toda su vida la única vez que éste trató de contactar con él fue durante el entierro de su madre, a lo cual se negó en rotundo por tratarlo como a un padre muerto. La falta de relación entre ambos queda explicada porque la existencia del hijo fue primero ocultada  y posteriormente impedida por la madre; a pesar de lo cual el resentimiento de éste contra el padre fue en crecimiento. Éste no dejó de seguirle en sus actuaciones públicas como actor célebre pero sólo haría  la tentativa de acercamiento antes citada.

Cuando el hijo trata un reencuentro con la madrastra no puede evitar su desorientación al encontrarla con otro hombre, un cineasta amigo del antropólogo que está preparando un reportaje retrospectivo sobre él. A su resentimiento hay que añadirle ahora una especie de celos inexplícitos. Poco a poco el hijo va interesándose por el padre, por sus fotos y las cosas que hizo y decide visitar a la madrastra en una pequeña casa que tiene en el desierto, donde se ha ido a tras  cederle, en un acto de orgullo herido, la casa del padre a él. Es aquí en el desierto que empieza una aproximación sentimental entre ambos. Incrementada cuando el parecido del chico con el padre es enorme al interpretarlo parcialmente en el reportaje que hace el cineasta sobre él. La relación de ambos se abre paso a pesar de este cineasta que tenía otros planes personales para con la madre. Pasados unos pocos días el actor regresa a su ciudad de trabajo hasta que comprende la nostalgia de ella y decide regresar algo que ella también está pensando y esperando.

La puesta en escena tiene bastantes desajustes en los diálogos y la descripción de la rivalidad con el padre no queda realmente analizada. Es un tema que pone el argumento suficiente para reflexionar sobre esa segunda parte de una historia de amor de una mujer con un hombre tan parecido físicamente al primero que ha perdido pero en el que no quiere entrar. Las trilogías amorosas suelen proporcionar para la cinematografía interesantes pócimas con las que mantener en vilo la expectación. También forman parte de ellas la de dos hombres consanguíneos  con la misma mujer o dos mujeres emparentadas con un mismo hombre, pero no son las más habituales. Un argumento-reto sería el que empieza justo donde ésta película termina: la de construir una relación o la continuidad de ella con el hijo del padre fallecido con quien se estuvo enamorado hasta el último momento. Traslademos por un momento esta evocación a nuestras vidas y pensemos como tomaríamos que nuestros hijos o hijas tuvieran relaciones íntimas con nuestras compañeras o compañeros o pensemos, cómo lo tomamos cuando nuestros hermanos o hermanas nos birlaron novios o flirts en las primeras tentativas adolescentes en estos campos.

Para esta película la herencia de una madrastra es en realidad la herencia del amor concluso por un padre por la ausencia irrevocable de éste. Liv Ullman interpreta su personaje sin necesidad de usar demasiadas palabras y M.York interpreta el suyo sin necesidad de justificar sus reacciones lo cual deja para el espectador que complete la coherencia que le falta a la construcción.

El Blog

Calendario

<<   Junio 2006  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog