Enero del 2009

Tanqueray. Un breefing para beberlo

Por JesRICART - 31 de Enero, 2009, 16:37, Categoría: Publicilandia

 

Cuando un producto quiere plantear una nueva campaña para ganar un sector o aumentar sus cotas de inserción en el mercado, suele hacer una prevaloración de distintas líneas publicitarias. Para llegar a una conclusión fiable están las empresas de estudios de mercado cuya solvencia sugiere la confianza en sus consejos.Éstas para proponer argumentos en profundidad organizan reuniones cualitativas con  perfiles de consumidores de ese tipo de producto para que den su valoración de ese tipo de marca y ,sobre todo, de la forma de publicitarse. Silvia Roca es una de esas empresas intermediarias para la gestión de unos fondos con los que convocar tales reuniones entendidas como cualitativas y son sacar la mayor información con un tiempo de 2o3 horas,por las cuales son remunerados los asistentes. Sinopsis de una reunión: Silvia Roca contratada por Tanqueray como cliente convocó a 8 sujetos masculinos para que dieran sus opiniones sobre  carteles-propuesta e publicidad que deberían aparecer en páginas de periódicos de máxima tirada. La sala de reunión con su equipo (grabadora de sonido y cámara de video)aguardó a 8 sujetos masculinos que previamente habían estado esperando en una presala, todos con cara de póker y sin romper el silencio.

 

Una vez dentro de la sala de operaciones, las rondas de reuniones iban colocando palabras a favor o en contra de las imágenes del producto: impacto, frescor, hipnótica, selecto, calidad, categoría, transgresora y otras muchas. La psicólogo que administrativa el tiempo y las pautas para ir mostrando una a una las fotos de una serie que parecía eternizarse, quería captar lo esencial de ese puñado de asalariados para dar una opinión.después de 3 horas colmadas por 6000 pts asignadas a cada opinante, no creo que  la empresa extrajera  más elementos de los que a priori se pudieran inferir. En las fotos pesaba más lo nefasto y lo aleatorio que lo magistral ,pero no solo eso, solo una foto se podía salvar de la quema, por ostentar un punto de originalidad, tal vez en rebelión contra los protocolos clásicos. Repasándolas se podía adivinar una misma clase de instrucciones y de mano ejecutora detrás de los  bocetos(primeros planos del producto sobre alfombras de minifotos repetidas de limones, vasos con hielo o sellos de lacre: un verdadero insulto a toda mirada artística)y quizás un lapsus efervescente de creatividad en otra (donde sugería la perversidad  adúltera,socorriéndose con la clásica estrategia de la modelo, y del hombre conquistado por ella.).Cabe preguntar si las reuniones cualitativas se justifican y se amortizan, en particular cuando se les quiere hacer jugar el rol de club de sensaciones sobre propuestas y se les castra las iniciativas para proponer creativos. ¿No sería más rentable convertir esas en esa segunda parte que les es negada, habida cuenta de las deplorables propuestas de algunas iniciativas publicitarias?

La funeraria y la velocidad

Por JesRICART - 31 de Enero, 2009, 16:36, Categoría: Publicilandia

No corra nosotros no tenemos prisa. Valla publicitaria en México. Slogan de una funeraria. Posiblemente hay que estar muerto para que el balance definitivo de las verdades quede concluido y no se llame a más engaños. Aquí tenemos una preciosidad literaria.Una joya de la reflexión audaz en manos de una empresa dedicada a la venta de féretros y suponemos que al resto de gestiones para tratar con cadáveres en su último dia de presencia pública. Hasta donde nos consta no ha sido ningún zombie quien ha soplado al oído de los mánagers tal frase.Habrá sido alguien con suficiente ironía y sentido del humor para representar a la perfección lo que puede sentir un muerto una vez consolidado como tal. Todo aquello que en vida damos una importancia tremenda: correr es una de ellas, resulta que carece de toda lógica.¿Quien lo puede saber mejor que el muerto que ya no va a ninguna parte y debe saber, si de muerto se puede saber algo, ni hay parte alguna a la que ir.? El caso es que el texto tiene un doble sentido y el más oculto es el más hilarante:el que realmente da el zarpazo a la cara de los transeúntes. La funeraria sabe que todos van a tener que acudir a sus servicios, un dia u otro la gente la palma y necesitará una caja donde meter sus despojos (aunque últimamente ya se hacen de cartón pero este es otro tema).el funerario siempre está ahí esperando (él o  alguien de la saga empresarial a la que pertenece). No tiene ninguna prisa, de hecho no abastece la demanda de muertos que piden sus cuidados. Ni los muertos tienen ya prisa ni los empresarios que visten y encajan a cadáveres la tienen.de hecho los cadáveres tienen que esperar su turno para ser adecuadamente cuidados.La carretera es una expenduría diaria de muertos  que cuando no lo eran  bastantes pasaban por debajo de este slogan sin hacerle el menor caso.

 

 

La piratería de CDs

Por YASHUAbcn - 31 de Enero, 2009, 16:33, Categoría: Publicilandia

Para nuestra sorpresa gente de la valía de Miguel Ríos o Ana Belén se han prestado a un spott contra la piratería de los cds bajo el argumento de que consumirlos puede acabar con el arte. Estamos seguros de que toda copia de un original que no tiene que pagar derechos de autor y patentes a las empresas intermediarias que tienen la exclusiva de su reproducción puede reducir sustancialmente los beneficios tanto de empresarios como, indirectamente, de artistas. Pero de eso a que sea un sabotaje al arte hay una gran distancia. Recordemos algo: desde que existe la obra de arte en el soporte que sea y la posibilidad de su reprografía por el medio que sea, siempre ha habido quien la ha propagado en facsímil cuando no ha podido acceder al original. De no haber sido así el arte seguiría estando en las arcas minoritarias de quiénes pudieran poseerlo. De este modo, por la vía de la reprografía en masa la sociedad en su conjunto puede acceder a los originales. A eso se le denomina piratería, aunque el pirata de las películas eras el que se llevaba el botín de los barcos o de las rutas comerciales para usufructos privados., Esta piratería reproductora a bajos costes lo que hace es propagar la cultura y el arte en lugar de socavarla. Ya habían arremetido contra ella en la época de las cintas de cassette audio y video y por supuesto en las fotocopisterias de los libros. ¿cuantos miles o decenas de miles de universitarios hicieron sus carreras con dossieres de fotocopias sin comprar libros? ¿son todos ellos piratas? Veámolo de otro modo, por favor Miguel, y Ana y demás sumados al slogan, de verdad creéis que los vendedores sobre mantas van a acabar con el arte.Dejadles un margen de beneficios para ellos, y pensad que el fenómeno generalizado de la  reprografía que no paga impuestos finalmente determinaría que estos no sean tan elevados, al resituar al mercado al nivel real del poder adquisitivo de la demanda.

Revital ¿Palabra, de quien?

Por Néstor Estebenz Nogal - 31 de Enero, 2009, 16:31, Categoría: Publicilandia

Revital” “...palabra  de Jimmy Jimenez Arnau”. El anuncio radiofónico  trata de convencernos que para momentos de desánimo, coyunturas inactivas o personalidades en baja forma, basta tomar una ampollita de este  revital para volver a la vida con la plenipotencia exigida para el caso. La voz de quien la pone, alguien que se ajusta al perfil del vividor de definición clásica, heredero de nombre y de imagen sin pegar golpe, entretiene sus ratos en algunos programas de telebasura, por los que debe de cobrar y en esta  clase de publicidad  que admite dos pequeñas consideraciones. Una, la de acudir a la pócima mágica para remontar una situación somática y anímica concreta; y dos, el aval de un nombre. Bueno. Stop. Lo primero se ajusta a la normativa publicitaria de depositar la confianza en un producto estimulante cuando el sujeto humano está más preocupado en cambiar su figura de cara a la galería que en concederse tiempo para reposar o para preguntarse por qué se encuentra mal. ¿Es tan terrible estar en baja forma? ¿Es que el cuerpo no necesita un respiro de vez en cuando? ¿Para qué hay que mostrar siempre el lado fantástico de la cara y no su lado oculto o severo? Peor en ese sentido la objeción es compartida contra un montón de productos que vienen a tapar las apariencias sin resolver las marejadas de fondo. Por lo que hace a “palabra etc...” hace de la frase el verdadero distintivo de este anuncio. Posiblemente la casa publicitadora le ha salido barato el tema porque el susodicho pone la frasecita en radiofonía de mañana y acaba siendo una penetración que ataca sin preaviso. La frase tiene su mérito. Debería haberse popularizado. Ante cualquier cierre de contrato, duda ante una respuesta o afirmación, habría que decir la coletilla de “palabra de Jimenez Arnau”. Incluso cuando un árbitro pitara falta el jugador podría negarle el pitazo con la consabida frasecita negando la evidencia. El humor popular no da para tanto y la cosa no se ha popularizado. Ni siquiera  me consta que Pedrito Ruiz o CruzyRaya lo hayan incorporado a sus diálogos basados en el ridículo ajeno.¿Pero a quien caramba le importa la palabra de este tipo? ¿Es que tiene palabra? ¿Hace discursos lúcidos? ¿Es inteligente? ¿Se puede aprender algo de él? En su honor puedo decir que tuvo algún momento de gloria con algún libro hablando de los entre-bastidores de la casa de poder de este país aunque no fuera más allá de las cucadas de los entre-vestidores. 

Un trío entre yogures

Por JesRICART - 31 de Enero, 2009, 16:28, Categoría: Publicilandia

Yogures Muller. Un tipo que está muy bien sale con su yogurcito hablando de las excelencias de tomarlo para mantenerse en forma. La verdad es que es francamente atractivo. Viste de chandal y se va a hacer footing. Otro, más bien esmirriado, también anuncia el producto camino de entrar de la casa  de donde ha salido el otro, invitado a entrar por una guapísima que le dice “¡vamos! se ha ido a correr “.La ultima escena es que el uno está haciendo flexiones o algo así y el otro comparte la cama con su esposa. Es una historia al completo que el publicista nos cuenta sin pérdida de  las señales principales y que tanto para el chico guapo como para la mujer que le pone los cuernos-para usar la expresión clásica al respecto-  como para el amante, el producto anunciado va perfectamente aunque formen partes tan distintas de una historia. Hay un peligro, quizás los maridos engañados dejarán de tomarlo para no ser derrotados en la horizontal por el chico del barrio atento a la ocasión o el repartidor de la leche (bueno, ese no, que de esos ya no quedan) o estos incrementarán las ventas para poderse acostar con la mujer de su jefe. No puedo hablar de la marca del yogur en cuestión como experiencia degustativa porque no lo he probado, o no tengo noticia consciente de haberlo hecho. En lo que sí puedo posicionarme es en la experiencia de asistir a un anuncio donde el guapo no es el mejor parado y el antihéroe por excelencia es el que disfruta como un oso.  Parece que hay una tendencia creciente de la publicidad a darle la vuelta a las cosas y a escapar de los patrones tradicionales en la manera de contar las historias. Vale la pena seguir con atención este cambio de registro. El objetivo de la publicidad es inducir a una compra, en este caso me han inducido a imaginar la secuencia de cómo el que va a cuidar su físico y su look es suplantado por quien le importa un carajo la imagen, posiblemente porque tiene otros valores, detectados por la chica atractiva del trío. ¿quizás la tiene más larga? La historia que contar, me pregunto.

 

 

Aquarium

Por JesRICART - 31 de Enero, 2009, 16:26, Categoría: Publicilandia

Sale una multitud hippie cantando canciones de Hair, probablemente la de acuario. y el bote de 33cls de aluminio de la bebida refrescante. Es un anuncio que  presume una autocrítica a la publicidad en general porque  hace previsiones que no se cumplen insistiendo que es la gente quien decide la tendencia final de compra. Sí, da la razón a la gente pero no para de insistir en el producto que publicita. Por supuesto nunca vimos que las multitudes de hippies se pusieran de acuerdo en beber al unísono ningún producto envasado, antes bien todo lo contrario. El spot está en la línea de crear imágenes de masas uniformadas y despersonalizadas en las que todo el mundo hace lo mismo y queda en el ridículo cualquier asomo de criterio propio. Lo interesante de este anuncio es el recogimiento que hace de una critica, ya clásica, contra los líderes de moda y los patrones o directivas de consumos que se quieren marcar desde empresas especializadas en pelotazos de marca o nuevos diseños. Se trata de una resonancia pero no de una crítica consecuente puesto que en el fondo el producto ofertado lo es para que genere un hábito de consumo y, consiguientemente, los dividendos especulados por sus fabricantes y distribuidores. Por lo qué hace a la bebida en sí misma, es triste tener que acudir a los azúcares de un producto líquido para para incrementar el bienestar y pintar sonrisas en las caras y ritmos en los cuerpos. El nombre es lo más precioso: la era de acuario es para los acuarianos, los innovadores que la están protagonizando.

 

 

Vivir de crédito

Por JesRICART - 31 de Enero, 2009, 16:23, Categoría: Publicilandia

 

“El dinero no lo puede comprar todo. Para todo el resto: Mastercard”. Slogan de impacto con un fondo muy perverso. La primera parte emula un saber muy incrustado en la percepción popular. Se trata de la vieja idea que ha desacreditado el dinero en su potencia máxima. Todo el mundo sabe que el dinero es un recurso limitado. Puede comprar un tipo de cosas pero no puede comprar la felicidad, puede permitir rodearse de elementos decorativos pero no de sentimientos auténticos, puede permitir el movimiento geográfico, los desplazamientos, los viajes, los hoteles, las joyas, los coches bonitos pero no el goce de cada una de estas cosas.  Para gozar y estar bien con uno mismo es necesario algo más que estar forrado de pasta o tener una cartera acordeón de una docena, o más, de tarjetas de crédito

La segunda parte de la frase se desgaja completamente de esta idea latente. Se opone inequívocamente a esta herencia conceptual tácita de la idea del dinero como algo limitado y la sabotea sutilmente proponiendo una solución supuestamente mágica pero que no hace más que redundar en el uso del dinero para todo. Una tarjeta de crédito es una manera de gastar dinero, sólo que, de una manera diferida e incrementando su coste. Juega con la ignorancia del personal. Todavía hay mucha gente que el dinero de plástico no es dinero o que tiene el mismo valor que el otro sólo que más seguro por no llevar la liquidez en el bolsillo. La verdad cruda, y lógica, es que por cada unidad de pago hecha a través de una tarjeta de crédito, sea de la entidad bancaria que sea, hay que añadirle un encarecimiento de la cantidad adeudada a plazo. Eso sirve para que viva de ello el entramado de la entidad de crédito: desde el que ha elegido el slogan al último empleado que atiende por teléfono o ensobra el correo de estractos periódicos. Y lógicamente la entidad que anticipa el dinero para quien le pide un crédito corre un riesgo por el que cobra. La circulación del dinero genera beneficios. Las tarjetas de crédito contribuyen a eso aunque en el momento del pago no se tenga liquidez para cobrarlo y se cuente con ingresos posteriores para hacerlo.  La cruda realidad es que el dinero es tan limitado cuando se tiene en forma de billetes en la cartera como en forma de recibos de adeudo al pagarlo con una tarjeta de crédito con demora. Vivir de crédito es vivir un poco de mentira y engrosar una bola de nieve que al final termina por asfixiarte cuando la suma de adeudo es agobiante o superior a tus posibilidades.

Brokers finances

Por Néstor Estebenz Nogal - 31 de Enero, 2009, 16:21, Categoría: Publicilandia

Brokers finances.

Pago esto y esto otro, y lo de más allá, y aquello y también aquello otro ¡Es que no puedo llegar a final de mes! –dice la vocecita con el tono cuidadosamente elegido de tonta-  No te preocupes, -le dice la otra voz, la de la esperanza asegurado por el experto bancario-  ahora con brokers finances se te puede concentrar todo en un solo crédito y ponerlo en las condiciones de pagabilidad que tus ingresos te permitan. 

Vivimos en la sociedad de la mentira. Puedes comprar todo lo que te apetezca y pagarlo en cómodos plazos. Eso no es de ahora. Desde que se inventaron las letras (no las de la literatura sino los compromisos de pago aplazado) y nos acogimos a ellas  ya nos entrampamos.  No te tiene que preocupar nada, vendrán los artimético-agentes de tu agencia de préstamo y calcularán las décadas de tu vida que deberás hipotecarte para hacer frente a tus gastos. (en el futuro –todo llegará-  harán lo mismo calculando hasta que siguiente generación quedarás endeudada: hijos, nietos, bisnietos...) Ellos no pierden nada. Si falleces antes de concluir la deuda, no te preocupes, tu nombre será unido a la larga lista de los que se dejaron engañar por el dinero. Ya embargarán tus bienes -que para entonces se habrán revalorizado extraordinariamente- y pasarás a la historia como una persona productora de capital circulante sin más balance final que una lápida sin epitafio.

Vamos a ver: el crédito cumple la función de anticipar realidades que el poder adquisitivo de partida no permiten: tener una casa, un vehículo o las vacaciones anuales a Disneylandia. Hasta aquí la lógica de su existencia no tiene objeción. Así mismo quien anticipa dinero razonablemente cobra por ello. Al dinero pedido hay que añadirle un plus por el riesgo (que no denominaremos buena voluntad) que la entidad prestamista corre. La perversión de este ofrecimiento empieza cuando las entidades para vivir necesitan negociar y perpetuar al máximo las situaciones de crédito. Sus beneficios consisten en cobrar por un dinero ausente. El crédito es para la entidad que lo da una manera de dejar un dinero por el que se cobra un interés que a la larga puede llegar a superar el capital inicial.  

Lo ideal es no extender más el brazo que la manga y vivir de acuerdo a las necesidades reales y en función de las capacidades. Puesto que la cultura predominante es la de la sociedad ambiciosa la gente se entrampa miserablemente consiguiendo lo más increíble  trabajando toda la vida para otros: banqueros, empresarios... El recurso a los créditos significa que, a la larga, una porción importante de la historia laboral se va a dedicar a pagar los pluses y los intereses, y siempre con la espada de Damocles superestresante oscilando sobre la cabeza, de la traducción del no-pago o no devolución en embargos de bienes.

Metidas dentro de tubos-faja

Por JesRICART - 31 de Enero, 2009, 16:20, Categoría: Publicilandia

Snelly San Plus  es uno más de tantos otros productos publicitados por tv, cuya  venta  es pactada por teléfono, que garantiza, por 79,9 euros y llevar puesta una faja elástica compresora, un cuerpo esculpido con algunos centímetros y kilos de menos en pocas semanas.  La curiosidad de este anuncio ha sido la hora de su paso por la pantalla: la de la comida. En lugar de pasarlo de madrugada, tal como suele hacer esta clase de publicity de baja estofa y escaso crédito, acogiéndose a facturaciones más benignas por razones de  horario y pensado para aquel grueso de noctámbulos que se la machacan por no estar completamente satisfechos con los sapos de sus realidades subjetivas, éste lo pasan en horas de máxima audiencia. Otro dato indicativo es que un publi-reportaje: un montón de minutos invertidos para enseñar docenas de situaciones en las que las modelos del espot, ¡mujeres esbeltas y estupendas por supuesto!, pueden hacer todas las actividades propias de su condición : planchar, fregar, barrer, lavar y también: salir, pasear y trabajar siempre  con esa especie de malla transpirable puesta. Se trata de toda una historieta de imágenes sensuales para impactar en televidentes insatisfechas con sus perímetros corporales y con el coco comido por conseguir la belleza por la vía fácil. Sólo tienen que desembolsar la suma indicada. En ninguna parte del relato de la voz en off para cautivar hay el mínimo razonamiento que explica el adelgazamiento acelerado y su coste para la forma corporal. El objetivo del clip es enseñar curvas y figuras de alto voltaje erótico que además de encamelar a las señoras obesas para caer en la trampa también venden la imagen a sus maridos que en el fondo no han dejado de soñar en recuperar aquellas formas divinas de sus parejas antes de casarse. Subliminalmente demuestra que la mujer prototipo en la que creen los fabricantes de esta prenda es la de la mujer clásica antes de que oyera hablar de liberación o de movimiento feminista. Para el lujo público y ciudadano y hogareño tener mujeres metidas dentro de tubos-faja con camisas compresoras añadidas que también moldean el abdomen y realzan los senos (eso sí la prenda acompañante gratis por oferta especial) incide en el panorama atolondrado de los ambientes callejeros. Llevar una malla tan arrapada a la piel y que revela cada línea bella de un cuerpo crea un impacto  visual interesante. Sus camales se detienen encima de las rodillas y el agujero de luz  que deja pasar las dos piernas juntas de pie por debajo de la zona del pubis es el indicador de haber logrado el objetivo. Recuerda otra época en la que alguien bajó a nivel público por las calles germanas semipantys arrapados cortados a la altura de la rodilla con una franja de blonda. En un caso y otro esos culottes más que vestir cumplen con una facultad excitatoria. Nada a objetar al respecto como tampoco lo sería salir a la calle con bodys, slips o simplemente desnudos. Que cada cual exhiba lo que quiera de sí mismo y de sus cuerpos. Otro asunto es si propuestas como la comentada son saludables para el cuerpo. Dudamos  que tener una presión continua durante todo el día o la noche sobre el cuerpo impidiendo la circulación fluida de la sangre y apretando determinados órganos pueda ser beneficioso. Pero puesto que el objetivo es adelgazar miles de mujeres sucumbirán a los cantos de cisne de la propaganda del artículo sin preguntarse por las consecuencias. Por otro lado nos preguntamos cómo es posible la falta de filtros en los medios públicos de información (y un anuncio publicitario no deja de ser una información) que permite pasar toda clase de griñapos y mentiras. La misma pieza podría ser publicitada como artículo para juegos eróticos y entraría dentro de la honestidad. Hacerlo como instrumento de adelgazamiento entra dentro del campo de la picaresca y de la intencionalidad fraudulenta. 

ONO:Cuando la pose informal es negocio.

Por NéstorEstebenzNogal - 31 de Enero, 2009, 16:16, Categoría: Publicilandia

En ONO te queremos a ti, dice un slogan proponiendo puestos de trabajo remunerables hasta con 36 mil euros anuales (lo que cobraba no hace tanto un broker del orbe financiero) junto a una foto en la que se ve un chico desenfadado, sonriente, sin afeitar, con el cabello largo, de estilo disciplente; todo ello, elementos de look de los que hace cuatro días  eran tomados por indicadores de informalidad, incorrección , desadaptación e impropios de un trabajador modosito, correctamente vestido y con el sí señor a punto para todas las situaciones. ¡Cómo han cambiado las cosas! Los empresarios de hoy en día se han puesto las pilas y una nueva ola de emprendedores y de empresas  con pocos años en el mercado han sabido incorporar en sus políticas de empresa y en sus direcciones internas de personal los nuevos estilos. En los sesentas y primeros setentas ver a alguien con melenas rasta conduciendo un bus de línea era posible, en la Hispania apenas salida de la pesadilla negra era inconcebible. La corbata para según que trabajos era innegociable, el cabello largo y la barba eran indicadores subversivos. ¡Cuántas veces un determinado aspecto kumbayá y de progre eran motivo de control policial en las calles sin que ninguna estadística demostrara que ese look era correlativo con mayor índice de delincuencia! Ha pasado el tiempo y antiguos estilos y eslóganes y frases y maneras de ser del progresismo de antes han sido incorporados en el discurso y en el hacer de las empresas de ahora, que en lo esencial son tan capitalistas como las de siempre pero que saben aprovecharse de las nuevas realidades. Por fin el empresario adaptado ha entendido que determinados aspectos antes considerados desaliñados lejos de corresponderse con una falta de productividad o de interés en la profesión pueden ser sinónimo de interés creativo, entrega laboral y empatía comercial con el público. Vivimos un momento en que el desaliño se hace negocio y la informalidad es una forma de cultura productiva.

Artículos anteriores en Enero del 2009

El Blog

Calendario

<<   Enero 2009  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog