Debate Social

Por un periodismo crítico

Por Jesus Ricart - 11 de Diciembre, 2007, 13:08, Categoría: Debate Social

Por un periodismo de investigación crítica.

Si bien al periodismo se le aplica una noción gremial –lo mismo que a otras profesiones- sus distintas formas de ejercicio diferencian enormemente a sus profesionales según los criterios que siguen de tratar las noticias. Posiblemente un periodista se puede avergonzar de otro por el modo de comunicar y de tratar a sus noticiados; lo mismo –sea dicho de paso- que un psicólogo, ese es mi campo profesional,  se puede avergonzar de otro por el modo de tratar a un síntoma y a su consultante.

A fuerza de dominar un tipo de periodismo oficialista, el publico, saturado de noticias superficialistas, termina por caer en una profunda desensbilización de aquello que se le dice por atroz que sea. Los telenoticias son catálogos de casuística sanguinaria que a fuerza de divulgarla sin análisis en lugar de concienciar robotiza a los espectadores. Cuando todo parece perdido y los automatismos informativos ocultan las verdades detrás de las imágenes, periodistas de la categoría de Jon Sistiaga ahora o de Pérez Reverte en sus infos desde los Balcanes, antes, recuerdan que hay un periodismo de investigación crítica, de crítica franca y no con la cámara escondida en el bolso, capaces de jugarse la vida para que los seguidores de sus temas planteados tengamos visiones más realistas de los demonios de cada conflicto.

La pregunta es ¿por qué los medios no prodigan más este tipo de periodismo crítico en lugar de los catálogos diarios de atrocidades?

La sociedad necesita los datos para cualquier cosa. Se nos pone al corriente de los números de atentados, de bombas explotadas, de muertos contables, de asesinatos domésticos, de guerras en curso, de accidentes en carretera y de tantas otras cosas. Sin duda el hecho numérico es un factor de impacto, pero no sirve de mucho sino se explica lo que lo produce. Ponerse del lado del enemigo (¿alguien duda que los USA es el enemigo público numero uno a escala internacional?) y convivir en sus formas de control poblacional tal como ha hecho Sistiaga (con un valor fuera de lo común, el del periodista, no el de los soldados superarmados)y hurgarlo en sus contradicciones solo merece el elogio y la propuesta como modelo a seguir, no por lo que hace en los frentes de guerras repartidas por el planeta si no por lo que hace a cualquier tipo de conflicto humano.

Este tipo de periodismo propicia la reflexión, el debate con efectos, incluso, espero, para los propios protagonistas que van con sus miserias psíquicas  de soldaditos de plomo a vengarse aunque no sepan porque pero ¡eso sí! obedeciendo órdenes y muriendo, si es preciso, por la Casablanca. La sede del autentico enemigo, según uno de los grafitis anónimos de alguno de estos soldados que, aunque tarde, revela una luz de conciencia.

La tribu periodista que va a jugarse la cara y el cuerpo que se mueven por las zonas de fuego real tiene mucho que enseñar al mundo si muestra lo más oculto de las fuerzas invasoras manu militari aunque eso les pueda suponer ser non grata para los poderes políticos de uno y otro bando.

El fantasma de la Represión Militar

Por Néstor Estebenz Nogal - 24 de Octubre, 2007, 20:26, Categoría: Debate Social

El fantasma de la represión militar.

Feliz Azúa[1] tiene claro que los porcentajes mayoritarios tanto de la población vasca como catalana se sienten españoles y que una perspectiva soberanista no se abriría camino sin derramamiento de sangre. Cita la separación de Slovakia y Chequia que se hizo pacíficamente pero también la de Croacia y Serbia que se hizo violentamente.

Constatamos que son cada vez más las voces de renombre que acuden al fantasma de la violencia ante la perspectiva de posibles procesos de separación nacional. La historia reciente de los Balcanes nos lo recuerda. Las dos referencias son un contrasentido  que la categoría de su autor no resuelve. Nos dice: cuidado el soberanismo se puede pagar con matanzas.

Si es una mayoría (Azua da por validos los sondeos de opinión como si de los resultados de unas urnas se tratara) la que quiere continuar unida en las condiciones actuales al resto de España es difícil que una minoría nacionalista imponga la independencia; con lo cual si fuera el caso de minorías las independentistas, los referéndums las aislaría todavía mas y condenaría al ostracismo para algunas décadas. Puestos a desempolvar el fantasma de la violencia que se tenga el valor intelectual también de nombrar a la bicha y el foco reactivo de una posible represión militar, eso no dejaría su artículo en pseudoanalítico.  No dudamos  que los cuarteles, si sus miles de soldados no rompen su promesa de obediencia incondicional,  se pueden movilizar en un momento dado para impedir las aspiraciones de autodeterminación, pero eso recolocaría al estado español y su centralismo en lo que no dudamos que pueda ser, una democracia a medias  con la faz tirana de reserva.

El otro argumento  que emplea, el de los 400 o 500 años de la pretendida unidad de España, es un recurso argumental poco potente. Medio milenio de errores no es una defensa convincente para subscribir el siguiente.

No queremos la violencia para eso se ha inventado la Razón, pero nadie duda que la violencia no se limita a la de los disparos o a la autodefensa en contra de ellos, viene ejerciéndose desde el momento en que se humilla constantemente la libre expresión de catalanes o vascos y otros pueblos por su lengua y por sus instituciones. La violencia es latente, otro asunto son sus diversas formas agresivas: desde las de las palabras hasta el despliegue de carros blindados. Desde otros puntos de vista percibimos otros porcentajes. Las urnas de los referéndums  –si se nos deja- nos confirmarán o no la perspectiva.

 Llegado el momento de una represión militar no es cuestión de dejarse matar por las llamadas convicciones políticas. Muchos de mi generación no tendríamos alma de francotiradores para disparar a todo traje caqui o de escaqueo en movimiento –no porque no se lo mereciera sino porque en las guerras pierden todos los bandos- y podríamos asumir perfectamente el resto de  nuestras vidas sin ver resueltas las aspiraciones nacionales básicas de nuestros pueblos. La heroicidad no es una buena apuesta  pero la sumisión tampoco nos ha rendido. Es hora de abrir un nuevo capítulo de debate y decir las cosas por su nombre. Si la hipótesis de la violencia en contra de la libre autodeterminación se ejerce no será de parte de los soberanistas que se desee sino de los españolistas que no conciben vivir fuera de la trinitaria devoción a la mentira  de la una-grande-y-libre que tiene su correlato con otra gran mentira: la de la santísima trinidad del padre-hijo-espíritu santo. Si este galimatías nunca lo han entendido otros movimientos cristianos y espirituales no vaticanistas, el otro seguimos sin entenderlo los hijos de una Hispania periférica que se nos ha hecho comulgar con ruedas de molino.



[1] En el Periodico 21 octubre 2007

La participación en el foro de opinion libre.

Por Jerimo Suscartrera - 8 de Junio, 2006, 11:56, Categoría: Debate Social

 webmaster@hoyenelmundo.es

Vengo siguiendo desde hace años Hoy en el Mundo y leyendo también sus artículos en el foro que tienen categoría de columnas de opinión muy interesantes. Felicidades por la revista y por este espacio libre. Mis dudas son acerca de si el foro es visitado y si se pudiera articular un contador  separado del contador general para  conocer ese dato; y otro si puede ser promocionado para que actúe como espacio de debate. Desde el punto de vista de la plataforma editorial contar con un espacio de debate abierto es tanto como tener la oportunidad de poner el termómetro a las variaciones de la realidad receptiva y  tomar nota de sus opiniones sensibles, cortando así el sentido de unilateralidad que a veces se tiene desde el lado del que publica las noticias frente al lado oscuro que las recibe, que se sabe que está ahí pero no el ritmo de su pensamiento.  Para los topos que habitamos ese lado oscuro disponer de plataformas digitales públicas en las que nuestras opiniones sean consideradas es un recurso de comunicación excelente y nos hace sentir considerados.

Redefinición de Opinión Pública.

Por Walkiria Sumionda - 10 de Mayo, 2006, 16:39, Categoría: Debate Social

Redefinición de Opinión Pública.

De la lectura de noticias del periodismo estándar al blog personal.

La opinión pública  se había convertido en una denominación para referir la opinión publicada y en particular la de los periódicos y los grandes medios de noticias. Los periodistas de pluma y renombre se hacían representantes con sus opiniones e interpretaciones de la realidad de lo que miles de lectores de sus columnas podían sentir o pensar o al menos eso es lo que se creía. Había un cierto paralelismo con los diputados y senadores que se creían, aritmética y calculadoras en mano, que representaban aquellas proporciones poblaciones que los habían elegido en sus circunscripciones, pensando que todo lo que decían o pensaban concordaba con la de sus electores. Ni los periodistas de hoy en día representan la opinión de todos ni los políticos elegidos la representan de sus bases numéricas. Los unos y los otros hacen y declaran cosas que pueden corresponderse con el sentimiento general pero es arriesgado  subscribir en la totalidad lo que otros dicen o hacen. Es hora de redefinir la opinión pública. Opinión pública no es el tema de noticia del día que unas agencias especializadas ponen en circulación y todos los periódicos editados chupan de ellas en estado de dependencia sino la suma de las opiniones individuales en un gran foro de conocimiento social. Esto empieza a proporcionarlo internet y la posibilidad de que cada internauta tenga su web o blog personales desde donde interpretar el mundo y contar sus cosas. Hay otra realidad subyacente infinitamente más hedonista, divertida, impulsiva y creativa que la de las bombas y la de las sandeces que se intercambian a diario los políticos entre sí. Lo que es más hay otra realidad de lecturas, de pinturas y de cromatismos que se viene desentendiendo de las grandes esferas de la política y de las majaderías de innumerables consortes de la prensa rosa y de los programas de alienación en masa. Claro que posiblemente para los que se ponen/nos ponemos a informar y opinar por propia cuenta ya estamos llegando tarde al encontrarnos con mentes saturadas y sensibilidades refractarias a todo lo que no sea el modo clásico de contar las noticias. La cultura regente está demasiado comprometida con el engaño como para distinguir los nuevos estilos con los que catapultar la verdad a favor de una conciencia humana que está por debajo de mínimos.

Mahoma y el humor.

Por Néstor Estebenz Nogal - 22 de Febrero, 2006, 16:19, Categoría: Debate Social

Mahoma y el humor.

Basta un par de detalles marginales y tirando a tontos para que el coyunturama internacional varíe estrepitosamente de un día para otro. El de las viñetas sobre el profeta Mahoma en un periódico danés pone en evidencia una vez más el imperio del irracionalismo por encima del sentido común más básico. El debate central generado está entre el principio del respeto y el derecho a   la libertad de expresión. Ésta forma parte de la libertad en general y la libertad por definición  implica el derecho a la crítica. Eso es lo esencial y la forma de ejercerla si es por la vía del humor o del ensayo críptico es lo secundario. No hay figuras históricas ni religiosas ni transcorpóreas de ninguna clase que estén libres de la risa. Todo el mundo es risible. Gracias a hacerlo con nuestros propios dioses en occidente hemos podido liberarnos del ostracismo de los siglos medievales. Gracias a reírnos de los reyes y de los personajes de la clase política podemos sobrevivir al dominio de  la ignorancia actual. Eso, superbásico en el manual del superviviente moderno, no lo entiende una parte del mundo musulmán que ya había puesto precio a la cabeza de un escritor, Rushdie, por hablar de ese mismo profeta de pasada y en paños menores, el cual tuvo que esconderse como ya viene sucediendo con los que opinan de manera distinta a los que se erigen en dueños de la opinión pública. Los intelectuales y la gente de genio suele ser perseguida por la gente bruta y de escasas literaturas y pocas molleras. Lo interesante de lo sucedido es que mientras un o unos periódicos han reproducido las viñetas del altercado, otros, los ofendidos han pasado directamente al ataque físico y a la agresión, esa sí, nada respetuosa: pisada de la bandera danesa y ataque a representaciones diplomáticas. Lo grave es que las voces internacionales del poder USA y del poder vaticano coinciden en criticar el humor público dando la razón a los salvajes en lugar de al periodismo. Ambos pasarán por los buenos de la situación cuando todo el mundo sabe lo demagógicos que son los yanquees armados hasta los dientes y la curia católica instalada en un atraso equivalente al de la religión musulmana.

No se puede exigir disculpas por opinar incluso desde la broma en unos tiempos en que hay pocas cosas serias. Tampoco viene a cuenta tratar de ponerse en el lugar de los musulmanes en vez de permanecer en los parámetros racionalistas (es un decir) occidentales. Lo cierto es que aquellos siguen estando en el milcuatrocientos y pico y no es que Occidente esté más adelantado pero al menos hay menor cantidad de gente que cree en la pamplina del paraíso celestial. El respeto a la religión es un alegato que oculta el respeto a una historia que se ha zanjado con sangre y muerte por tener ideas distintas. Respeto a la condición humana todo, respeto a las ideas religiosas, ninguno. Respetar la religión de unos y de otros es seguir consintiendo matar y morir por absurdos ideológicos. Estamos cansados de guerras y reyertas tribales. ¿Hasta cuando tendremos que seguir soportando fundamentalismos y dogmatismos? La vida es tanto mejor y más seria cuanto más se goza de ella y más nos permitimos reírnos y burlarnos los unos de los otros. ¿O acaso alguien se puede tomar en serio la historia dado el descrédito de las promesas, la falla de los derechos humanos y la persecución de la verdad?

 

La negació a pagar el no saber ajeno

Por Jordi SAR - 16 de Noviembre, 2005, 13:23, Categoría: Debate Social

La negación a pagar el no saber ajeno.

Recuerdo previo: En principio todo lo que ocupa la realidad social y política de un país afecta por un lado u  otro a sus ciudadanos. Sobre la base de esta condición  tácita de  formar parte tenemos derecho a opinar y a valorar en la medida de nuestra capacidad analítica y observante. Una mayor información en los datos no significa una valoración, necesariamente, más precisa.

Sobre la cuestiÓn educativa y otras la derecha hispánica tiene una capacidad movilizadora notoria. Las masas llenando la pl. de Oriente acongojadas por el fallecimiento de su caudillo fue pecata minuta en comparación a esas mismas multitudes o las de sus descendientes movilizándose no a favor de una mejora social o educativa sino en contra de un gobierno por el sólo hecho de ser gobierno. Con respecto al tema de la educación laica y pública es lo mínimo que se puede exigir a una sociedad civil y moderna. Si las instituciones no son capaces de articular el mínimo ético de no manipular ideológicamente a la juventud la democracia seguirá siendo un canto de cisne. La sociedad no es una sola. Hay posiciones contrarias, opiniones públicas confrontadas?¿Por qué temer a la controversia? Las contradicciones de las últimas décadas no son entre la supuesta mayoría del pueblo trabajador y una minoría anclada en el ostracismo, sino la de gruesos sociales contra gruesos sociales. Lamentablemente muchos conciudadanos están en las antípodas de otros. ¿Qué hay que esperar a que se inspiren por el ángelus para que tengan el insight suficiente y comprendan y mientras tanto destrocen el futuro de sus hijos engañándolos con pamplinas del catolicismo? Evidentemente los católicos tienen su derecho a engañarse con lo que quieran y a reproducir las mentiras ancestrales, lo mismo que los de otras religiones o sectas sean o no masivas. La cuestión es que los que no estamos de acuerdo con esas mentiras no tenemos porqué pagárselas, por mucho que socialmente uno, dos, tres, cuatro o 10 millones de personas lo deseen. De otro modo la democracia es la peor de las dictaduras: la mayoría estúpida vence a la minoría inteligente. Evidentemente, permitásenos la inmodestia, los que no estamos por la religión como asignatura asegurada formamos parte de la inteligencia

 

 

 

La educación Laica.

Por Nestor ESTEBENZ - 16 de Noviembre, 2005, 13:23, Categoría: Debate Social

¿Cómo es posible que la gente en masa acuda a una manifestación en contra de la ley educativa sin saber lo qué dice? Una considerable porción de la ciudadanía manipulada por la derecha política: es decir el PP y el Episcopado, se manifiesta básicamente por dos miedos: uno por quedarse sin el opio de la asignatura de la religión y otra por el peligro de pérdida de los provilegios de los colegios concertados. ¡Caramba! la sociedad adulta pone el grito en el cielo porque sus pupilos se van a quedar sin las mentiras religiosas. Es falso, y en esto hay que dar la razón al gobierno PSOE aunque no seamos de su parroquia. La ley educativa da la opción a elegir materia religiosa o ética. ¿Cuándo se enterará la gente que las escuelas no pueden ser centros de lavados de cerebros o centros de reclutamiento en los que obedecer consignas sin opiniones críticas lo mismo que en un cuartel del ejércirto? Y dos. El estado quiere revisar la politica presupuestaria de ayuda a los colegios privados, entre ellos los religiosos, para que los fondos destinados sean realmente para lo pactado. Manifestarse en contra de ambas cosas sólo puede indicar la manifestación de la ignorancia o el descerebramiento por cientos de miles de personas que puedan acudir. ¡Enteraros de una vez en el país en el que vivimos y del daño que el catolicismo ha hecho a la historia de la humanidad como para continuar enseñandolo a costa del heraldo público!. Mientras la educación no sea pública y desprivatizada de centros, especialmente de los ideológicamente perversos, una parte de la sociedad escolarizada saldrá tarada. No es extraño que muchos escolares estén hasta los 16años obligados a ir a las aulas y después se las piren sin ningún sentimiento de perder nada útil.

El Blog

Calendario

<<   Septiembre 2018    
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog